sábado, 30 de junio de 2012


LIBRO SOLIDARIO


   La ministra de igualdad anunció el nuevo libro solidario a bombo y platillo. En la rueda de prensa comunicó a los cientos de periodistas que el libro había sido escrito por doce autoras que narraban las experiencias vividas por once mujeres que habían sufrido la violencia machista en sus carnes, más la historia contada por el hijo de una mujer asesinada por su cónyuge.
   Imagino que éste último habría sido incluido por la política de paridad por la que aboga el gobierno vigente.
  Finalmente cedió la palabra a una de las autoras, que agradeció a la ministra el respeto mostrado a la libertad creadora de las literatas. Terminó la rueda de prensa, y ministra, escritoras y víctimas se fueron a desayunar. Sobre la mesa de la cafetería se hallaba un periódico y un titular llamó la atención a todas ellas y también al solitario adolescente. Un hombre había sido asesinado por su pareja. La ministra agarró el diario y, tras leer la noticia, suspiró y dijo: bueno, al parecer se trata de una pareja gay y seguro que el muerto ejercía el rol de mujer. Y todas asintieron con una servil sonrisa. 

El gran negocio de los niños


En septiembre, los padres mileuristas de niños pequeños se van a encontrar con una desagradable sorpresa. Los gastos de guardería habrán subido un 175% más. Padres con un sueldo menor a 600 Euros, se verán obligados a pagar un mínimo de 234 euros por bebe en las guarderías y, además, se verán obligados a aportar los pañales y productos de aseo del bebé. En el caso de Mercedes Cordero, 41 años y empleada en una empresa de tractores de Madrid, inscribir a su hija de 20 meses y a sus mellizos de cinco en la escuela infantil pública con la ampliación de horario que necesitan, le cuesta 1.000 euros al mes. Pero en una privada le han ofrecido un descuento 2x1 por los mellizos y le sale por 820 euros, a los que probablemente podrá restar 100 euros por niño del cheque guardería que la Comunidad aporta a los inscritos en la privada. Con esa ayuda, llevar a los tres niños a la privada le sale a Mercedes por 520 euros, 480 menos que en la pública. No ha dudado: irán a la privada.


Esto no hay quién lo entienda. ¿Cómo es posible que te pueda salir más barato llevar a tus hijos a una guardería privada que a una pública? Imagino que la explotación laboral de los profesores de la privada tendrá algo que ver, pero no creo que eso pueda ser tan decisivo como para crear una diferencia tan asombrosa en el precio como la rebaja de 48%. Más si tenemos en cuenta las ventajas que debería tener la pública en cuanto a volumen de compras de productos de aseo y alimentación, además de la rebaja que habría de conseguir el estado en la compras de accesorios educativos para todo sus centros.  Está claro que esto ocurre por dos razones fundamentales y evidentes. La mala, nefasta e ineficaz gestión que el gobierno está llevando a cabo en las instituciones educativas y una clara intencionalidad política de favorecer a los intereses privados de unos pocos por encima de la mayoría social que les otorgó el poder.

No existen otras excusas para justificar el terrible daño que se está haciendo a las familias en este país. Con la bandera hipócrita del todo vale por la patria, este gobierno está destrozando las familias que tan religiosamente dicen defender, a cambio de enriquecerse con comisiones en el proceso de privatización de los entes públicos . Y después nos hablan de promover la conciliación familiar. ¿Qué entenderán estos por conciliación familiar?, ¿qué las mujeres se queden en casa, en la cocina con los hijos, mientras sus sacrosantos maridos del opus dei se dedican a robarnos desde sus bancos? Porque, a ver, díganme ustedes, como van a poder pagar la mayoría de los ciudadanos españoles, los inframileuristas, la guarderías de sus hijos el año que viene. ¿Tendremos que acceder al chantaje de la concertación con las privadas, a cambio de que en el almuerzo, en vez de arroz, los alimenten con hostias consagradas? ¿Qué quieren, acólitos sumisos, antes que peligrosos pensadores? El PP nunca hizo política social, como pueblo les importamos un pimiento y a los del PSOE, todo esto les da igual en realidad, ellos mandan a sus hijos a Oxford o a Yale. ¿Qué vamos a hacer nosotros? ¿Cómo les podremos explicar luego a nuestros hijos que no hicimos nada para evitarlo? ¿Cómo es posible que no se nos caiga la cara de vergüenza, ante sus miradas inocentes?

                  -----------------------------------------------------------------------

§  Hogares con ingresos por debajo de 5.485 euros per capita (ingresos divididos por el número de miembros de la familia) pagarán 234 euros al mes por bebé (hasta 1 año) y 174 por niños de 1 y 2 años.
§  Hogares con ingresos de hasta 7.440 euros per capita pagarán 284 euros por bebé y 224 por niños de 1 y 2 años.

Estos precios son mensuales e incluyen el comedor.
 


LA DIPUTADA SEXY

María Kozhevnikova, llegó a la duma de la mano del presidente electo Vladimir Putin 

Era su primer día en el hemiciclo y estaba orgullosa de ello. Se acomodó en el sillón y pudo percibir el roce sedoso del encaje de lencería sobre su cuerpo. La noche anterior le regalaron el conjunto. Miró a su jefe de gabinete y le dio las gracias con un discreto beso al aire. Dos horas más tarde salía satisfecha. Había votado positivamente a dos propuestas de su partido. Una sobre la libertad sexual y la otra sobre el fomento de la escalada.

viernes, 29 de junio de 2012


CON NOCTURNIDAD Y ALEVOSÍA

Hoy no he podido dormir. Los gritos del chavaleo que salen y entran de la discoteca que hay bajo mi casa no me han dejado conciliar el sueño. Se ve que han de ser de familias pudientes, digo yo, porque si no, no se explica, tal y como está la olla. Sufren más de un 50% de paro, pero a ellos se la suda, mientras puedan comerse la vida a dentelladas, p´alante. La inconsciencia de la juventud, el instinto sexual y competitivo en ellos, el desborde de sensualidad y el descubrimiento de las emociones en ellas, es así. Sí, nosotros también lo vivimos, aunque ya muchos no se acuerden de ello. Todo tiene su época, es normal. Los sentimientos e instintos humanos son análogos en todos, en todas las épocas compartidas. Lo que ha cambiado es el contexto.

Nos relajamos, pensábamos que todo iba muy bien y si dejábamos correr la corriente, el río discurriría por el cauce perfecto. De este modo, los políticos dejaron de hacer política y se dedicaron a hacer negocios y a luchar por el poder. Nada era necesario repensar, todo fluía con corrección, sin esfuerzo la construcción seguía adelante. Dejaron de visitar los barrios, porque daba más glamur el reality show de la tele. Se convirtieron en actores que soñaban con ver su nombre sobre el muro principal de algún teatro o aeropuerto, se acomodaron en el ensueño de sus magníficas dietas y esplendorosos privilegios (mientras la caja soltase billetes…). El pueblo fue espectador activo de la obra y aplaudían cuando el spiker lo exigía o daban la opinión que el guión les reclamaba (mientras el banco financiase los sueños…). Los hijos aprendieron a sonreír en la amargura del hastío y ante la invisibilidad de los padres se han convertido en sobjetos (sujeto+objeto), aferrados a sus móviles, ipod, tabletas u ordenador. A los profesores dejaron de importarles sus alumnos y a los alumnos se la sudaban los profesores. Sí, pensábamos que todo iba muy bien. Mientras fuéramos pagando la hipoteca, cambiáramos de coche cada cuatro años y nos pudiésemos permitir algún fin de semana de recreo, no había problema, decíamos incautos. Pero nada iba bien. La degradación moral de los valores humanos era cada vez más profunda. Nos olvidamos del valor que tenemos por lo que somos y sólo éramos capaces de valorarnos por lo que poseíamos, sin querer darnos cuenta de que lo que nos sobraba a nosotros, era porque le faltaba a otro. En la siempre improvisada representación, a veces, donábamos algo a Cáritas o a alguna asociación contra el hambre para sentirnos solidarios y, de paso, expiar nuestras culpas, pero después, en la intimidad de nuestras casas, nos reíamos de las desgracias del vecino y pisábamos el cuello al compañero en el trabajo. Esa es la educación que el pueblo español ha dado a sus hijos, la educación de la codicia y del "ande yo caliente y que le den por el culo a la gente". Seamos honestos y reconozcamos la verdad. Nos preocupaba más que nuestro hijo fuese el espejo de nuestro éxito, a que fuese un “desgraciado” de esos que se apuntan a Payasos Sin Fronteras. Nos empeñamos en que tuviera el mejor coche, la mejor play, la mejor tontería que pudiéramos comprar con la tarjeta. Así de perdida está la juventud ahora, sin rumbo, sin futuro y confundida. Por un lado los inconscientes de la discoteca y por el otro los concienciados, los que sí van a las manifestaciones, reclamando la pérdida de unos derechos ganados a pulso, dicen. Con el sudor de su frente, dicen. Pero todos, unos y otros, reclamando su cuota de personalismo exhibicionista.

Los psicólogos dicen que ese es el perfil que impera en las redes sociales, el del exhibicionista. Por eso será imposible la educación de las conciencias a través del twuitter o del facebook, mucho menos la posibilidad de unión consensuada del pueblo ante la agresión que está sufriendo por los políticos y los mercados. La red se ha demostrado muy efectiva a la hora de llevar a cabo convocatorias, sobre todo el año pasado, cuando el 15M contaba con el apoyo de las imágenes televisivas, ya fuesen críticas o no. Pero, a la hora de establecer un consenso estratégico, un programa de acción, siempre fallará, porque la vanidad y el exhibicionismo imperante, fragmentará cada proyecto de unión cívica. Todos vivimos en el mismo cielo, pero nadie quiere renunciar a su nube particular, sin querer darnos cuenta de que al preocuparnos tanto por ensombrecer a los demás, ya a casi nadie le llega el sol.

Siento mucho, sinceramente, escribir hoy este artículo tan desesperanzador, pero si queremos transformar el mundo, hemos der conscientes de la realidad, por muy dura que ésta sea. No obstante, preferiría equivocarme  y que este texto no sea más que producto de un bajón anímico producido por el cansancio. Pero me temo que no, los oeee, oeee, oeee, de los chavales de abajo me lo confirman. Son las cinco de la mañana, de un jueves, en plena ruina económica de España y dentro de un rato serán pocos los afortunados que podrán ir a trabajar. Espero que ellos sí estén más descansados. Es mucho el derrumbe que han de levantar. Yo lo dejo aquí por hoy, con el pequeño anhelo de que algún muchacho de estos me lea y tome conciencia.



POETA SOCIAL

   Falto de inspiración ordenó a su perro que le escribiera un poema. El perro, como todos los días, le acercó el periódico.



jueves, 28 de junio de 2012


HOY TODO ES FIESTA

Hoy todo es fiesta. Hoy escribo, mientras disfruto de los acordes jazzísticos de Boney James. Hoy nada puede salir  mal. Después de la tanda de penaltis al borde del abismo, la mano de Iker y la bota de Cesc emocionaron a toda España. Y nos olvidamos del medicamento que ya no podremos tomar cuando tengamos un dolor de muelas, ni del que careceremos cuando a nuestro hijo le dé un ataque de asma. El milagro surgió anoche, en Donestk, allá por tierras ucranianas, tan lejanas. Y es que, últimamente, son tan efímeros los momentos de alegría, que nos aferramos a un clavo ardiendo con tal de olvidar el sufrimiento. Lo malo es que el sufrimiento no se mitiga, se adormece el cerebro con ilusiones vanas que, en realidad, nada influyen en nuestras vidas cotidianas. ¿Cómo podemos ser tan memos?

Pero, ¡qué más da hoy los problemas!, cuando nos sentimos victoriosos, con la vitola de campeones casi coronando nuestras cabezas. Ensoñaciones estúpidas que, en un albur, se transformará mañana en caída de bruces sobre la realidad. La mirada de nuestro hijo asmático que se asfixia, que no puede respirar. Y, atropelladamente, lo llevaremos como podamos a un servicio de urgencias, absolutamente abarrotado de personas que tienen el mismo problema que tú. El gasto que pretende ahorrar el gobierno con el medicamentazo se lo va a gastar en una peor atención sanitaria. Es de cajón. Estos son subnormales, con perdón para los discapacitados psíquicos. Pero es que no se puede ser más necio e inhumano.  

Mientras tanto los líderes europeos se van de paripé a Bruselas. 29 reuniones fallidas ya y nos dicen que ésta será la vencida. ¿Tenemos que creerles? Si ya la Merkel ha dicho que para que abra el grifo el BCE tendrá que ser por encima de su cadáver. Ya verán. El lunes nos enseñarán un borrador sobre cómo van a invertir y de dónde van a sacar el dinero de los 130 millones de euros que se van a destinar a la inversión productiva, sin especificar demasiado y lo más ambiguo posible, y nada más. De unión política, social y solidaria de Europa, nada de nada. Algo que no les lleve demasiado tiempo, que para mí, en el fondo, han quedado para ver el fútbol. Sí, el fútbol, esa fiesta que a los españoles nos tiene tan emocionados ¿Nos durará la fiesta hasta el lunes?

Porque ahora lo que importa es que el sueño nos dure. Esta alegría que, aunque ficticia, lo sé, nos da esta sensación de ser indestructibles, como rígidas atalayas ante el panorama de mediocridad europea. Seremos pobres en dinero, pero no renunciamos a los sueños desbordados en el río de la vida. Quijotes descafeinados en eso de la ética y el honor. Estamos tan necesitados de esperanzas, de sueños e ilusiones, que rogamos al Dios Del Bosque una buena alineación y estaríamos dispuestos a sacrificar el pan de nuestros hijos para pagar la fabulosa prima (sin riesgo) de nuestros futbolistas, con tal de que Iker levante la copa en nuestro nombre y nos sintamos, de ese modo, un pueblo unido en la victoria. ¡Seremos estúpidos! ¡Seremos gilipollas!



POR COJONES

   Quiso entrar en el Parnaso literario, pero ninguna senda le satisfacía. Nunca tuvo paciencia, deseaba un reconocimiento instantáneo, ser una celebridad universal ya. Entonces, cogió la agenda telefónica y eligió al azar diversas direcciones y envió a éstas alguna de sus autoediciones. Y repitió una y otra vez la selección de direcciones distintas y de similares envíos. Fue cuestión de pocos meses el que tuviera que encargar guías telefónicas a los países fronterizos. En el suyo no quedó paisano que no dijera en algún momento: joder, otro librito del tal Santiago.
   Ahora anda perdido en las letras farragosas de una serie de guías de pequeñas islas oceánicas.


miércoles, 27 de junio de 2012


LOS ERES DE FERRAZ

Se avecinan malos tiempos para los políticos y sus múltiples lameculos. El ERE de Ferraz ha abierto la veda. Y dicen que no aplicarán la reforma laboral del PP, cuando ya lo hicieron no hace más de un mes en el consistorio de La Línea de la Concepción (Cádiz), al no poder la corporación socialista afrontar los salarios de los trabajadores municipales. ¡Serán hipócritas! Aquí ya no se sabe quién miente más, si el PSOE o el PP. Lo único que está claro es que el pueblo está hasta los cojones de que le mientan. Parece ser que serán despedidos 158 trabajadores (entre los mayores y los más jóvenes, se rumorea) de los 350 que tiene contratado el PSOE en la sede de Ferraz, el congreso y las fundaciones IDEAS (la que dirige el señor Calderas, ese que en cuatro años jamás presentó una propuesta al parlamento) y Pablo Iglesias (regida por el ínclito Alfonso Guerra). Nos dicen que todo se hará de buen rollito, porque ellos son comprensivos y civilizados y, ante la caída de ingresos por la pérdida de parlamentarios y el recorte de subvenciones y las enormes deudas a pagar y la dificultad de créditos, se ven obligados a una restructuración. ¡Qué palabra más bonita! Restructuración. Como si fueran a modernizarse, cuando, en realidad, sacarán las facas y se apuñalarán por las espaldas. Claro que habrá que hacer concesiones. Tirarán de prejubilaciones e indemnizaciones privilegiadas (y a los parados sin ayuda y a los pensionistas como yo, que cobramos menos de 600 euros que nos den por culo), que es de agradecidos premiar la lealtad y, de paso, así nadie tira de la manta. A saber la de triquiñuelas de “top secret” que habrán circulado entre el mar de papeles, por el que han navegado esos trabajadores. Ya veremos hasta qué punto las sonrisas de Valenciano y Rubalcaba se transforman en las sombras de un ocaso aún mayor, cuando la elección de quién se queda y quién se va se lleve a cabo. Ya veremos si los desahuciados se rebelan en caso de no obtener el retiro prometido. Porque los condicionantes del ERE ahora corresponde apuntillarlos al PP, cuyo gobierno es el que ha reducido las subvenciones a los partidos en un 20% y en más de un 40% a las fundaciones. Ellos disponen de más facilidades crediticias, afiliados de mayores ingresos y, en caso de dificultad, siempre pueden crear otro Gurtel. No obstante, tampoco harán sangre, porque saben que pronto les tocará a ellos. Triplicamos en el número de políticos y asesores a los alemanes, cuando somos el 60% de su población.

La guerra acaba de comenzar. En un momento en el que España necesitaría más que nunca de una unidad nacional, lo único que preocupa a los políticos (del PP, del PSOE y de todos los demás grupos parlamentarios) es seguir manteniendo sus privilegios, los suyos, los de sus familiares y los de sus amiguetes de trapicheos. Pero la pasta ha mermado y ya apenas hay de dónde sacar. Las cuotas de afiliación de los partidos en este país no suponen más de un irrisorio 10% de los ingresos totales. Y con eso no hay para opíparos y lujosos lunch, ni para viajes en 1ª clase, ni para hoteles de 500 euros la noche y habitación, tal y como a ellos les gusta. El brillo del acero de las dagas comienza a resplandecer en la noche de los traidores incipientes y pronto la sangre llegará al río, tiñendo todo de rumores y mezquindad. La mierda aflorará a la superficie y las actuaciones de muchos de nuestros políticos serán aún más vomitivas. Alguno llegará a disparar a ciegas, sin importarle hacia quién dirige la bala. Se avecinan malos tiempos para la política. Tiempos de traiciones y verdades reveladas por venganza.

Ayer, en el relevo de la presidencia del Banco de España, Fernández Ordóñez, el saliente, comenzó su discurso de despedida con una cita de Lao Tsé: “Cuando el fango descienda, el agua volverá a ser clara”.  ¿Qué quería decirnos? ¿Qué ya se hace necesario removerlo todo para limpiar el fondo y clarificar la superficie? Tonto no es este economista, aunque le hayan obligado a hacérselo durante demasiado tiempo.

VIDRIOS

   Cuando el fuego desbordó sus cuerpos y la fiebre les llegó al corazón, decidieron construir juntos y habitar su mixtura de castillos. Lo celebraron tan efusivamente que, tras ríos de cava, destrozaron la botella en plena excitación. Y ocultos en los enredos de la alfombra quedaron algunos vidrios, dispersos, con sus filos de escorpión, esperando ese instante descalzo tan vulnerable a las heridas.

martes, 26 de junio de 2012


EL GRAN POLLO

Se montó el gran pollo, vino la agencia Moody´s y nombró basura a casi todos los bancos españoles. El Santander fue el único que se salvó de la quema. En ese banco todo queda en familia y eso supone menos traiciones, no hay tantos a repartir para lograr el contubernio. Hoy la bolsa descenderá a los infiernos y la prima de riesgo rozará las nubes. Esto va cada vez peor y nada hacemos por evitarlo. Aquí, la picaresca se ha convertido en el modus vivendi cotidiano. Y esa frase tan manida de “Si no me aprovecho yo, se aprovechará otro” se transforma en norma establecida. Así, banquero que no corre, vuela. ¿Cómo si no se explica tanto agujero económico? Las cifras que se publican sobre lo que los ejecutivos bancarios se han llevado en indemnizaciones, prejubilaciones, dividendos y planes de pensiones, es escandalosa. Pero eso es lo que sabemos. ¿Qué proporciones tendrá lo oculto? Lo que se han estado repartiendo con los promotores durante años, para engorde de sus cuentas caribeñas o alpinas. O con los políticos que debían recalificar los suelos y necesitaban financiar a lo grande sus campañas electorales. Era la época de las vacas bien cebadas y había mucha manteca para untar. Además, casi todo era legal por obra y magia de los notarios y sobraban chivos expiatorios dispuestos a correr el riesgo, a cambio de prestigio y un trocito pequeño del pastel. Ahora quieren hablarnos del ladrillo acumulado. Nos dicen que el dinero se ha convertido en losas y azulejos y callan sus comisiones de la hostia y las invisibles bolsas de basura. Tiene guasa, ahora son basura por habérselo llevado todo en bolsas de basura. Causas del destino.

Podríamos decir que la corrupción sistemática en las instituciones políticas, financieras y empresariales ha llevado a nuestro país al borde del abismo y que acabando con ella se solucionarían todos nuestros problemas. Pero no es así, porque de nada serviría cualquier acción contra la corrupción si no se reforma el estamento judicial. La cantidad de delincuentes que han toreado a la justicia en España es vergonzante. Desde Botín, con ese maletín que entró por una puerta mientras él salía por la otra, hasta el Correa de los Gurtel, que ahora sestea en su mayestático chalet de Sotogrande, gracias a los 200 mil euros que su madre sacó de una cuenta de Bankia. (Sí, ese banco que ahora tendremos que recapitalizar, pagando la factura del rescate). Desde el chófer cocainómano de los EREs, a quién se le acabará pagando por colaborar con la fiscalía, hasta el anterior tesorero del PP, que igual está descansando en su cabaña milmillonaria de los Pirineos. ¿Cómo vamos a solucionar esto, si en España todos se marchan de rositas y con las bendiciones del juez?

La corrupción judicial es el gran problema de España. Si bien es cierto que no todos los jueces son iguales y algunos son honestos, lo que sí es evidente es que en la cúpula de poder están los más perversos, como el señor Dívar lo estuvo al frente del CGPJ y del TS. ¿Servirá de algo su dimisión? Me temo que no. Esto no es más que una representación interpretada para que en el fondo todo permanezca igual. Se cambia al presidente, pero al frente siguen estando los mismos que confeccionaron los estatutos y la leyes que permiten el soporte y el escape escurridizo de la codicia. Si queremos ser un país íntegro y digno, con posibilidades de bienestar y armonía social, es imperativo regenerar todo el sistema judicial y el funcionamiento interno y la redacción de sus estatutos y reglamentos. Prohibir los blindajes inmorales, los privilegios ruines, el prestigio basado en la hipocresía, los golpes en la mesa sin ética ninguna, la soberbia del poder, la complicidad con los políticos. Los jueces de los altos tribunales deberían ser elegidos por ellos mismos y no por los políticos.

En Francia una concejala alquiló un piso, escandalosamente, por debajo del precio de mercado y tuvo que presentar su dimisión. En Alemania, un ministro fue destituido cuando comprobaron que había plagiado su tesis doctoral. En España, un bizco roba un furgón blindado y le convertimos en un héroe. ¿Cómo vamos a arreglar esto?, ¿cómo vamos a devorar el pollo?, si vivimos entre la basura. En esto sí que deberíamos aprender del Norte de Europa. La regeneración del estamento judicial y sus reglas serían los instrumentos, pero de nada servirá tampoco si no aborrecemos al pícaro en nuestras conciencias.



lunes, 25 de junio de 2012


EL PRESIDENTE

   Siempre quiso ser artista de la farándula. Y lo consiguió gracias a un amigo que lo metió en política. Hoy todo el país sufre sus actuaciones.

CRÓNICA SURREALISTA DE LA MANIFESTACIÓN CONTRA LA REFORMA LABORAL EN HUELVA
(Escrito el 20de febrero de 2012)



El día pintaba bien. Un sol espléndido se desperezaba en las alturas y el frío de los anteriores días se había convertido en fresca brisa. Según me acercaba a la manifestación, el gentío crecía. Se ve que todos habíamos decidido recorrer las mismas calles, porque una vez llegué no se congregaban en la plaza más de mil personas. Estábamos todos, eso sí. Los sindicalistas de la UGT en el inicio de la manifa, dejando claro que aquello era cuestión de jerarquía. Tras ellos, los de CCOO, limpiando la espalda de sus antecesores, porque en Andalucía ya se ven compadres, si el PP no logra sacar la mayoría. Aparte, a un par de metros de distancia estábamos nosotros, a la sombra de la gran pancarta del 15M, gritándoles a todos, a los ausentes y a los presentes, que “no nos representan”. Y bastante más atrás, siete majaras, con sus banderitas negras, increpando y provocando hasta a los niños y los perros. La policía bien, algo preocupada por estos últimos, sin que llegará a ocurrir nada. Mientras tanto iban apareciendo gente disfrazada, un payaso con la banderita de CCOO, un príncipe azul barbudo con pinta de pirata que instigaba a los manifestantes por un micrófono con las siglas de UGT, una Blancanieves relucientemente hermosa en nuestras filas y los siete enanos negros de atrás que decían no estar disfrazados.


 EL caso es que la manifestación comenzaba en la plaza 12 de octubre, junto al puerto y terminaba su recorrido en la plaza de las Monjas, unos 800 metros en dirección norte. Buen ejemplo de la relajación burguesa de los sindicatos, por mucho que alguna viniese con bastón, botas y gorrita de senderista. ¿Para qué sacrificarse más? Nosotros tiramos por el centro y por el atajo más cortito, se dirían, tal y como se dicen siempre. Yo, mientras paseaba con mi amigo Ismael, pensaba en la cara que pondrían estos dirigentes sindicalistas si les hubieran propuesto los del 15M que les acompañaran en su marcha a Bruselas. Sólo hubo una parada en todo el recorrido, frente a Cajasol, ahora Banca Cívica. ¿Qué curioso? Se ve que los señores del PSOE-UGT añoran su control y poder sobre esa caja de ahorros y su dinero. En fin, poco más se puede hablar del recorrido. Fue tan corto.

Lo más curioso ocurrió al llegar al destino. Allí, en la plaza, se congregaban unas 600 personas más, muchas de ellas disfrazadas, sobre todo los niños que emulaban a los piratas del Caribe, a los superhéroes americanos, a los dibujos animados, a todo lo que uno se pueda imaginar. Menos de banquero, nadie iba disfrazado de banquero. Bueno, quizá sí, algún padre despistado. El hecho es que en aquella misma plaza se celebraría una hora más tarde el inicio de la ceremonia del carnaval de calle de la ciudad y aquello estaba a rebosar de ciudadanos desorientados y demasiado tempraneros. El colmo del surrealismo fue cuando el dirigente sindical de la UGT (ya saben, cuestión de jerarquía) subió al templete y cogió el micrófono. Dijo “Hola” y todos, al unísono, comenzaron a corear: “Esto es carnaval, esto es carnaval”. La cara que se le quedó a aquel pobre hombre fue alucinante, no sabía dónde esconderse, tuvo que callar durante un rato, hasta que los manifestantes elevaron aún más la voz para dejar claro, de forma contundente, que estaban en contra de la reforma laboral decretada por los caciques del PP.

 Y entre gritos de “Esto es carnaval…”, de “No a la reforma laboral”, de “No nos representan” y de “Muerte a la democracia…”, los niños de esos padres de distintos bandos que gritaban y jugaban felices, todos juntos, soñando con paraísos caribeños los piratas, con palacios de cristal los disfrazados de realeza, con salvar a la humanidad los disfrazados de superhéroes y hasta con otro día como aquél los que carecían de disfraz, pues la economía familiar no lo hacía posible. Esos niños también eran felices, porque una fiesta como aquella, tardarían mucho en volverla a ver.

A partir de ahí, un par de discursos muy, pero que muy electoralistas teniendo en cuenta la proximidad de las elecciones andaluzas. Pero eso lo dejaremos para otro cantar.

domingo, 24 de junio de 2012


LA PRESA PERFECTA  

   Todo está manipulado, me dice el cliente. Era cazador y le gustaba jactarse de ello. Todo está manipulado, decía. Te crees que has cazado un ciervo salvaje y resulta que lo han cebado a base de pienso en la granja de un cercano pueblo con supermercado y discoteca. Hay americanos que vienen en avionetas a los que les dan tres vueltas por los parajes y vericuetos más tortuosos de la sierra, les ponen los bichos a tiro y se van tan felices, satisfechos de su gran aventura salvaje. A mí no me engañan. Yo ya no cazo por aquí. Yo ahora voy a la selva, a África. Al corazón de lo salvaje, alejado de toda huella humana. Y allí, bajo el sol implacable, espero la llegada del rey de los antílopes, la más excelente de las presas. Por eso necesito un buen equipo. Salgo mañana.
   Le atendí displicente. Llevo la sección de deportes de "El corte inglés" y, desde que le vi pisar el espacio de suelo contenida en mi sección, supe que era la presa perfecta.



¿POR QUÉ TANTO ODIO?

La gran batalla la ganamos al nacer y todo lo que viene después son pérdidas. Aunque olvidamos pronto el milagro del asombro de la existencia y nos embarramos, sin darnos cuenta, en la desidia y la ignorancia. En unos años tan sólo ya ni recordamos qué emociones desbordadas recorrieron nuestros sentidos al ver por primera vez un amanecer o las olas del mar. Y lo que nos acaba diferenciando a los unos de los otros es cómo afrontamos la decepción. Creo que algunos de nosotros nos esforzamos en comprender, a través del conocimiento y la cultura, que nada es eternamente perdurable y, de este modo, nos preparamos para afrontar nuestra finitud con la máxima dignidad posible. Pero otros, en cambio, se obstinan en vencer al propio discurrir de la vida y que, inexorablemente, nos lleva a ese mar muerte del que nos hablaba Jorge Manrique en las coplas a su padre. Y estos, normalmente, acaban entrando en un bucle de amargura que les condena a odiarlo todo, empujándoles tanto odio acumulado a la exacerbación de la violencia descontrolada. ¡Qué pena me dan! Nunca podrán ser felices, nunca estarán contentos por nada, porque no importa la engañosa conquista que hayan creído conseguir, ellos siempre querrán más y nada les será suficiente.

Pensaréis que os hablo de los poderosos que desean esclavizar a los sencillos, a los humildes ciudadanos como nosotros. Y es cierto que esos miserables representan dicho papel en la tragicomedia humana, pero no pretendo hablaros de ellos. ¿Para qué hacerlo, siendo tan evidente? Esta vez mi interés estriba en los llamados trolls en el mundo virtual, sean de la ideología que sean, y que se dedican a insultar a todo ser viviente que navega por la red. También quiero referirme a los que en foros y asambleas se dedican a incitar a la violencia y a deslegitimar, tachando de cobardes e incluso de nazi, a todo aquel que se defina pacifista. “El pacifismo es el principio del fascismo”, llegó a contestarme un descerebrado de esos. En la mayoría de ellos no veo más que complejos absurdos de superioridad, lo que les lleva a insultar a quién los supera intelectualmente, debido generalmente a la negación de sus propias limitaciones e ignorancia. Quieren arreglarlo todo a palos, metiendo fuego, cortando gargantas o amenazando, parapetados tras un avatar ficticio, con un alias falso, desde la lejanía de la pantalla de su ordenador. ¿Y nos llaman cobardes a nosotros? Se creen tocados por la divinidad y reclaman sus derechos cuando, en realidad, jamás han dado un palo al agua para merecerlos, salvo gritar estupideces y sembrar el odio en la cosecha humana. Además, suelen confundir conceptos, ciegos por el fanatismo que abanderan. Para muchos de ellos asesinar a quien reclama paz no es más que un acto de justicia. ¡Serán mezquinos!

Hoy, un individuo de estos que ya estuvo, hace unos meses, acosándome y amenazándome, incluso de muerte, (para ser exactos me amenazó con matarme con un bate de beisbol con el lema “matanazis” escrito en su superficie) ha vuelto a aparecer, llamándome bazofia y cucaracha. Así comenzó la otra vez, desembocando finalmente en las amenazas. Así llamaban, cucarachas, los utus a los tutsis, ratas llamaban los nazis a los judíos. Siempre como primer paso la deshumanización, para no sentirse culpable por la muerte de un ser humano. Esa es la estrategia de los genocidas.

Nunca será posible la unidad del pueblo mientras estos individuos paranoicos vean enemigos entre sus iguales. Ellos, fundamentalmente, tienen la culpa del rechazo social al movimiento 15M y han roto la armonía inicial del principio. Sólo quieren imponer sus ideas, si es necesario violentamente, y no soportan que alguien les contradiga, por mucha lógica o razón que muestre el otro en su argumentación. 

¿Cómo puede reclamar justicia social esta gente? ¿Qué entienden ellos por justicia? ¿Insultar y amenazar a una persona 30 años mayor que ellos es justicia? ¿Querer conseguir el poder asesinando es justicia? ¿Y si consiguieran el poder, qué harían? ¿No te lo has preguntado? De esa manera lo consiguió Hitler y ya conocemos la historia. En la Rusia de los zares, en 1918, hubo canibalismo y algunos padres llegaron a alimentarse de sus hijos. La revolución logró erradicar esa injusticia, ¿pero de qué sirvió?, cuando 30 años después, bajo el poder de Stalin, en el gulag de la incipiente ciudad siberiana de Tomsk, casi 5000 deportados se devoraron entre ellos, ya que fueron confinados sin alimentos, ni ropa de abrigo. La justicia, señores, no es competente de una ideología ni de la contraria, ni siquiera es competencia de la legislatura, porque las leyes también pueden ser injustas. La justicia es un concepto moral, ético. Y defenderla es lo único que nos convierte en seres humanos dignos. No es posible la justicia si pretendemos justificarla a través de la violencia. Nunca. Jamás. Nuestra única conquista real ha sido el milagro de la vida. Defendámosla por encima de todas las cosas y seamos dignos de nuestra existencia.

¿Por qué no comenzamos a aceptar que el verdadero motor del mundo es el amor? Si lo hiciéramos, qué diferente serían las cosas.   

ATAÚD

   Cuando le dieron la noticia de la muerte de Monedero se sintió desvalido, como si le hubiesen arrancado el corazón. La orfandad inundó sus ojos de lágrimas. Unos pasos absortos y silenciosos le llevaron sin darse cuenta a la casa de quién fue un segundo padre para él. Recordaba sus palabras dos años atrás, cuando le indujo a subir al doblado de la casa y le mostró el pobre ataúd de tablones de pino que allí guardaba el pintor. Recordó sus palabras tiernas y llenas de sabiduría cuando, ante su pregunta, él respondió: - lo guardo para tener presente que la muerte nos espera tras cualquier esquina y, por ello, hay que vivir cada instante que nos quede intensamente.
   Entró en la casa callado, como un fantasma. La familia ya lo conocía y le dejaron hacer. Lavó el cuerpo del difunto, lo vistió con sus mejores galas, fue a buscar el ataúd de tablones de pino y lo acomodó en él, junto con la paleta más gastada del difunto y sus pinceles, aún húmedos y perfumados de aguarrás. Luego lo condujo, junto con sus hijos verdaderos, al cementerio donde el enterrador hizo su trabajo cotidiano, mientras él, por fin, rompía su silencio: - gracias por haber llevado la vida que viviste y habérnosla mostrado sin pudor.
   Tres días más tarde seguía encerrado en casa, pensativo, cuando vinieron a avisarle. El notario había leído el testamento de Monedero ante la familia, y a él, a su hijo más querido, le dejaba el ataúd.

sábado, 23 de junio de 2012


EL NOTA

Sí, ya sé que a todos, en algún momento de nuestras vidas, nos gustaría ser el Nota. Ya saben, me refiero a ese Nota que Jeff Bridges interpretaba en la película “El gran Lebowski” de los hermanos Cohen. Pasar de todo, como el Nota. Fumarte un peta, para reírte y olvidar todo lo malo que te agobia. Dedicarte a lo que te gusta, jugar a los bolos o tocarte los cojones, si te apetece. No estar sujeto a norma alguna. Volar virtualmente por el mundo en una ensoñación eterna. Beber, olvidar y reírte el mayor tiempo posible del escaso tiempo de vida que te queda. Pero cuando vienen a tu casa y te mean la alfombra hay que decir que eso no está bien, que si tú no jodes a nadie, ¿por qué van a joderte a ti?

Entonces se hace necesario reclamar una justa compensación. Y si es necesario tendremos que caminar hacia el gran palacio para decirle al gran Lebowski: “Yo soy el Nota, alguien más digno que tú, puesto que nunca hice daño a nadie. Y no vengo a mear tus alfombras, vengo a decirte que por haber enviado a tus esbirros a mear la mía, tú no mereces este palacio del que sólo me llevaré una alfombra, repartiéndose el resto entre las demás víctimas de tus injusticias”.

Eso sí, es necesario que perdamos el miedo. El gran Lebowski no tiene tanto poder. Es un ser humano vulnerable. Que se decepciona cuando sus fulanas le traicionan con sus proxenetas, los mercados. Y aún así, nos ponen buena cara, maquillando sus mentiras.  La democracia es un proceso electoral y tiene esas cosas.  Y esa es precisamente nuestra arma. El arma pacífica del Nota.

Ahora bien, el Nota, ese Nota al que aspiramos muchos, tan sólo era un personaje, era en realidad Jeff Bridges, el actor que lo interpretaba. Y para lograr dotar de realidad al personaje tuvo que trabajar duro muchas jornadas. Desde luego actuar y no pasar de nada. No fumar petas en el curro, ni buscar con denuedo el olvido. Muy al contrario, tener los múltiples sentidos alerta y saber que el gran Nota no es cada uno, sino el conjunto de todos.

Sólo así llegaremos al gran palacio y nos sentaremos frente a ese patético Lebowski. Las urnas son la llave que nos abrirán las puertas y debemos ir preparándonos, pues estoy convencido de que no tardarán demasiado en pedirnos papeletas.

viernes, 22 de junio de 2012


ENTRE TINIEBLAS

   Cuando entro en ella siento algo maravilloso, como un amanecer. Ella ilumina mi vida. Sus ecos refulgen en mi interior y sus recovecos me desvelan sus brillantes misterios. La encontré hace tres días, cuando salí a pasear por el monte con mis primos del pueblo y me alejé del camino para orinar. Ellos dicen que estoy loco, que todo el mundo conoce ya esa cueva. Y que, en ella, sólo hallaré tinieblas.

REGENERACIÓN


Yo, desde aquí, agradezco las adhesiones al 15M, pero os digo, dejémonos de consignas melancólicas de otros tiempos, no hablemos del Che, ni gritemos a desalambrar, que otros que gritaron los mismo hace unos años, ahora nos gobiernan, nos roban y tratan de manipularnos. No quiero a nadie que diga: yo también hice mi revolución cuando era joven, tratando así de confundirnos con sus postulados hipócritas. Esta vez debe ser diferente, estamos congregados en las plazas de los pueblos para soñar con la construcción de ideas nuevas, regeneradoras, que erradiquen la codicia del ser humano. Queremos algo que está aún por realizar. No accederemos a mitificar a los grandes adalides de la política contemporánea o pasada, no idolatraremos a señores como Bill Gates porque en esta sociedad capitalista y liberal supo aprovechar su oportunidad para amasar su gran fortuna, o como el señor Bono, el cantante de U2, porque hace campaña para recaudar fondos para la Unicef, mientras su inmenso capital está guardado y bien guardado en las cajas de los más importantes bancos instalados en paraísos fiscales, y así evitar pagar al fisco el mismo porcentaje que nosotros. Soñamos y luchamos para que el sueño de nuestros hijos no sea conducir un Ferrari o vestir una camiseta Nike confeccionada por las manos esclavas de los niños del tercer mundo. Deseamos que sus sueños sean conocer el amor antes de morirse y vivir siendo felices y compartiendo su felicidad con todos. Queremos cambiar la sociedad en un mundo mejor, más solidario y honesto, en el que el sufrimiento no sea más que la añoranza de los viejos corruptos desde la celda de la cárcel a la que los hemos confinado. Un mundo en el que nadie carezca de lo mínimo para sobrevivir por que es imposible construir la felicidad de un ser humano sobre la muerte de otro. Un mundo quizá no igual para todos, pero sin grandes desigualdades para nadie. Yo entiendo que no se pueda equiparar el sueldo de un director de banco con el del cajero que atiende al público, pero la mayoría  de veces la diferencia entre ambos sueldos es inmoral, vergonzosa y deshonesta. Los sueldos de todos han de equipararse al sueldo medio español, poner un tope, por ejemplo, el sueldo del presidente del gobierno y que a partir de ahí fuese ilegal cobrar más, tanto en la empresa pública como la privada. Estamos de acuerdo en que con el sueldo del presidente del gobierno todos podríamos vivir holgadamente, ¿entonces para qué alguien quiere más?, a esos, a los que quieren más, es a los que hay que retirar de la sociedad, de esos deberían estar llenos los presidios en el mundo y no del que roba porque sus hijos llevan tres días sin comer. El famoso modelo capitalista del "estado de bienestar" debería ocuparse de nivelar el estado de bienestar de cada uno de los ciudadanos del mundo. Si fuera así, nadie tendría, en cuanto a economía, porqué aspirar a más pues tendría lo justo para sobrevivir. La vida sería algo más sencilla, sin devoradora competitividad, sin esta locura que nos está llevando a la extinción del mundo.
Para eso, quiero pensar, que estamos aquí, porque sabemos que si lo logramos, estaremos logrando regenerar el pensamiento humano, y así podremos disfrutar del milagro que es la vida.

jueves, 21 de junio de 2012


INAUGURACIÓN DEL CAMPO

     Se acercaban las elecciones y el Alcalde preocupado susurró: ahí que inaugurar algo, lo que sea. El concejal de Urbanismo abatido argumentó que las últimas lluvias habían impedido la finalización de algunas de las obras que el Ayuntamiento llevaba a cabo. “Maldita naturaleza”, profirió el concejal de Asuntos Sociales. El técnico de cultura, tan lúcido y avispado como siempre, dijo: “Eso es, la naturaleza, veamos, es el centenario del nacimiento de Juan Ramón Jiménez y el paisaje fue fundamental en su obra, nada mejor que, en su conmemoración, hermanarnos con nuestros compañeros de partido en Moguer, e invitar a las autoridades eclesiásticas y militares, para congregar a los medios de comunicación y el populacho en la inauguración del campo. Qué podría superar a nuestros Enebrales, con fondo de mar azul al horizonte. El concejal de Medio Ambiente expresó su opinión con un rotundo: “Es una gran idea”. De acuerdo, dijo el Alcalde, y que preparen un lunch frío para los periodistas en el nuevo Hotel de la playa.

... Y SIGUE EL ESPERPENTO

En esta España de casi seis millones de parados, y ya carente de Quijotes, la farsa se agudiza a diario y el esperpento reluce en su máxima expresión. Ayer tuvimos buen ejemplo de ello, en la visita que la ministra de Empleo, Fátima Báñez, hizo al ayuntamiento de Almonte (Huelva), para celebrar, junto a las autoridades del consistorio, el Año Santo Jubilar Mariano, concedido por el Papa Benedicto XVI, que se celebrará en Almonte y El Rocío por el Bicentenario del Rocío Chico y coincidirá con la estancia de la patrona en su pueblo durante nueve meses y su vuelta a la aldea para la Romería de Pentecostés y los actos por el bicentenario que tendrán su colofón durante el mes de agosto del año próximo. Las declaraciones de la ministra fueron para llorar: “Estamos muy contentos, estamos al lado de los almonteños y estamos todos juntos con toda la sociedad española luchando para salir cuanto antes de la crisis, para volver al crecimiento y volver a la creación de empleo. Y yo estoy muy emocionada porque no me lo esperaba, aunque de la Virgen un capote siempre llega... esta aliada privilegiada y esta embajadora universal de Huelva que es la virgen del Rocío y que nos ha hecho este regalo adicional en nuestra salida de la crisis y en nuestra búsqueda del bienestar todos los días de los onubenses y de los ciudadanos. Y yo creo que esto se merece un ¡Viva la virgen del Rocío!", remachó la ministra según unas declaraciones recogidas por la Cadena Ser. Para llorar, ¿verdad? Seguro que no hay problemas que solucionar en Asturias, seguro que no tiene mucho qué hacer, porque esto del empleo va bien en España, que se dedica a trabajar ociosamente, mientras canta loas a su Virgen. Pero el colmo es cuando nos trata por imbéciles y anuncia que este es un acontecimiento de excepcional interés público, que es  una apuesta del gobierno central que supondrá una inyección económica muy importante para Almonte, Huelva y Andalucía con muchas posibilidades de creación de empleo y generación de riqueza. Casi ná, como decimos por Andalucía. O sea, que ahora el gobierno, para solucionar la crisis económica, nos insta a ponernos en manos de la virgen. Ya os digo, el colmo del esperpento.

Todo esto debiera tener un carácter de comedia, pero la realidad impone su rostro de tragedia, al ver cómo gran parte de la ciudadanía, esa que profesa la beatitud pública, aunque descafeinada en el ámbito privado, celebra con vítores y aplausos cada palabra de la ministra, mientras esta deja claro que todas las empresas, administraciones y entidades que colaboren, organicen o contribuyan a este gran evento universal podrán tener importantes deducciones fiscales, que en algunos casos llegarán hasta el 95%


A las familias se las exprime a base de impuestos, se le embargan las viviendas en caso de no poder pagar y se les condena a la exclusión y al hambre (1.800.000 familias en España ya no disponen de ningún ingreso), mientras que a los idólatras de las esculturas marianas se les da lo que haga falta. Para qué invertir en comedores sociales, se dirá la ministra, si podemos alimentar al pueblo a base de hostias consagradas. A este gobierno ya sólo le falta que algún día nos digan que, si queremos comer y vivir dignamente, hemos de hacer penitencia, afiliándonos al Opus Dei. En fin, ya veremos cómo se montan la fiesta. El más grande y  alucinante colofón sería ver a la cúpula de Bankia, arrodillados en la ermita, cantando a coro una salve rociera, mientras el obispo deposita sobre sus lenguas unas enormes hostias con forma de euro y sus ejecutivos nos venden acciones preferentes en la puerta.




¿Hasta cuando vamos a ser partícipes de este ridículo esperpento?



martes, 19 de junio de 2012


CAPITALISMO

   El jefe de producción siempre nos dice que para ser alguien en el negocio que es este mundo hay que sacar la máxima rentabilidad de cada acto que realizamos. Él mismo es un ejemplo de sus palabras: siempre supo venderse bien.



LO FUNDAMENTAL: LA HONESTIDAD

Se pueden tener buenas ideas y además es posible hallar en España a un grupo de personas lo suficientemente cualificadas y capaces de gestionar con eficacia las ideas, desarrollarlas y sacarnos de la encrucijada económica en la que nuestro país se encuentra. Pero esto sólo lo conseguiremos desde el consenso pacífico y el respeto mutuo. No creo posible que en España pueda surgir una solución al estilo islandés, porque ellos son sólo 300.000 habitantes, frente a los casi 49 millones de habitantes que tiene España y coordinar a todos en acciones conjuntas se me antoja complicadísimo. Pero sí podemos escoger  otro camino del que sí tenemos un ejemplo. El camino que Correa llevó a cabo en Ecuador. Crear un partido ciudadano que convenza a la mayoría de los ciudadanos españoles, para que le den su apoyo mayoritario en las urnas y se rompa de una vez esta deriva suicida, a la que nos está llevando el absurdo bipartidismo PP-PSOE. Y después, como hizo Correa en Ecuador, cambiar las leyes para derrocar el sistema actual y crear otro nuevo sistema democrático más justo, igualitario y honesto, en el que la ciudadanía pueda participar directamente en las decisiones políticas del país. Claro que para eso no sólo es necesario que sus miembros sean inteligentes, valerosos, eficaces en su gestión, buenos comunicadores y trabajadores incansables, sin exigir nada a cambio. Lo esencial, lo fundamental, es que sean honestos, justos y capaces de comprender sus propias limitaciones. No podemos querer dominarlo todo, creernos que somos expertos economistas, por ejemplo, si nuestra faceta es la comunicación literaria o los conocimientos jurídicos o informáticos. No, no podemos creernos dioses capaces de controlarlo todo. A veces la vanidad y la soberbia nos ciegan y podemos llegar a creer que el discípulo que acaba de llegar a clase sabe más que el maestro y eso es un gran error. De esa manera, difícilmente podemos desarrollarnos, ni crecer intelectualmente, ni mucho menos basarnos en el sentido común (evidentemente inexistente) para proceder de forma correcta y justa. 

Por otro lado, está claro de que si actuáramos así nuestro concepto de la justicia estaría pervertido, pues sin darnos cuenta miraríamos la justicia siempre desde la mirilla que nos conviene y ya esa premisa es una injusticia en sí misma. Por último, la honestidad es fundamental, sin ella no puede existir proyecto alguno de convivencia ética. No sólo hemos de expresarnos según lo que, ciertamente, pensamos, hemos de actuar en consecuencia a lo que expresamos. Hemos de ser absolutamente ejemplares y si aceptamos el compromiso del servicio público y comunitario, hemos de ser claros y concisos, sin guardar nada en el cajón de la intimidad personal o de los secretos sectorialmente compartidos. Por eso os exijo honestidad a todos, de palabra y de hecho, tal y como yo me la exijo a mí mismo. Porque es la única forma de que, por fin, podamos cambiar el sistema por otro más ecuánime, justo, y digno de nuestra existencia como seres humanos. Estoy seguro de que la inmensa mayoría de los españoles somos honestos, pero creo que no está mal, de vez en cuando, deciros palabras como éstas. Por si alguna vez, alguno puede verse tentado a olvidarse de conceptos tan fundamentales y de los que tan necesitado está el ámbito de la política en nuestro país. No podemos cometer los mismos errores que ya, en el pasado, cometieron otros y que también, estoy seguro, comenzaron su andadura con los mismos buenos propósitos. que se equivocan en su proceder y ocultan ciertos desatinos o meteduras de pata o inquietudes grises a las que, secretamente, deseen aspirar. Hacer eso sería injusto con todos los demás, los compañeros que juntos luchamos por la consecución del proyecto y también aquellas personas por las que luchamos, aunque aún no las conozcamos, ni se hayan implicado en nuestros objetivos. Por tanto, no creo que exista eximente alguno que pueda justificar la omisión de ciertas actitudes, llegado el caso de que algunos de nosotros las cometiera. Denunciar toda actuación deshonesta dentro del grupo, aunque está haya sido cometida por tu mejor amigo, es una prueba fiel de honestidad al propio partido, a sus posibles electores y a los ciudadanos en general. Esto nunca se nos debe olvidar.

que se equivocan en su proceder y ocultan ciertos desatinos o meteduras de pata o inquietudes grises a las que, secretamente, deseen aspirar. Hacer eso sería injusto con todos los demás, los compañeros que juntos luchamos por la consecución del proyecto y también aquellas personas por las que luchamos, aunque aún no las conozcamos, ni se hayan implicado en nuestros objetivos. Por tanto, no creo que exista eximente alguno que pueda justificar la omisión de ciertas actitudes, llegado el caso de que algunos de nosotros las cometiera. Denunciar toda actuación deshonesta dentro del grupo, aunque está haya sido cometida por tu mejor amigo, es una prueba fiel de honestidad al propio partido, a sus posibles electores y a los ciudadanos en general. Esto nunca se nos debe olvidar.

lunes, 18 de junio de 2012


EL FIN DEL ANARQUISMO

   Hoy es día 2 y cobro la paga el 3. El mes pasado vino acompañada de una carta de Hacienda: un embargo por los sellos de un coche que abandoné hace más de veinte años, al parecer hay que darlos de baja, me dijo un poeta social que conocí en el encuentro de "Poetas radicales", en Moguer, y cuyo oficio real era inspector de Hacienda. El 7 fue mi cumpleaños y un compañero de anarquismo, de los que piensan que, como yo, nunca se ha de entregar pasta al Capital, vino a celebrarlo a casa. Lo pasamos bien, su idea del arte era anarco-contemporánea y parecía ser absolutamente necesaria para despertar conciencia social. Al día siguiente los billetes guardados entre las hojas del libro de Bakunin habían desaparecido, mi colega me los distrajo y llevaba las venas de su nariz, erosionadas por la farlopa, hacia algún festival de esos “Puerto de Culturas”. No pasamos hambre, nos ayudó la suegra con su exigua paga de viuda. Quizás ella sí.

   Mañana abriré mi primera cuenta bancaria.