miércoles, 24 de diciembre de 2014

ATENTADO HISTÓRICO DEL GOBIERNO ANDALUZ PSOE-IU CONTRA LA CULTURA POPULAR EN HUELVA.




   Desde hace 25 años, en Huelva, el bar 1900 ha sido el gran referente cultural. Perfectamente dotado de los medios audiovisuales necesarios para los actos culturales, distintas asociaciones han programado semanalmente y a lo largo de los años: recitales poéticos, charlas, ponencias, debates, exposiciones de pintura y fotografía, proyecciones de films y documentales, presentaciones de libros, etc. No sólo se dio cabida en su escenario a artistas locales, también nacionales e internacionales e incluso se acogió recitales nocturnos de artistas llegados a la ciudad desde el otro lado del atlántico a encuentros organizados desde la Junta de Andalucía. Pero se ve que aquellos eran otros tiempos en los que la ciudadanía y el mundo de la farándula en general eran más dóciles. Entonces los socialistas se dejaban ver orgullosos por el local, e incluso llegaron a aleccionarnos seductoramente desde el escenario en alguna ocasión. Porque en el 1900 siempre se le otorgó voz a todos los movimientos sociales, ya fueran partidos políticos, asociaciones ecologistas, ONGs solidarias, etc. Sin embargo, los tiempos han cambiado, ahora la crítica hacía los que ejercen el poder en nuestro país y en nuestra autonomía es más feroz, producto del desencanto imperante y la desafección hacía la clase, por no decir casta, política y en la noche del lunes, con premeditación, nocturnidad y alevosía se personaron en el establecimiento agentes de la policía autonómica y precintaron todos los medios audiovisuales que Antonio, gerente del 1900, tenía en el local. ¿Por qué? ¿Por qué si en 25 años jamás ha tenido problemas de licencias para usar tales medios, ahora, de repente, parece carecer de las mismas?

   No nos engañemos, el problema ha sido que se anunció con antelación que ayer, martes de diciembre, el nuevo partido de Pablo Iglesias en Huelva, PODEMOS, presentaría su candidatura a las elecciones municipales y autonómicas, con charla y debates incluidos. Y claro está que los fascistas enmascarados que mandan en la Junta de Andalucía, PSOE e IU, no estaban dispuestos a permitirlo y como legalmente no lo podían prohibir, se sacaron de la manga dicha prohibición técnica, sin tener en cuenta que su acto también conllevaría la obligatoriedad de cercenar las actividades culturales que, semanalmente, se realizan en el local. 

   Yo no defiendo a PODEMOS, ni mucho menos, su programa me parece irrealizable y lleno de demagógicas ilusiones, aunque sí creo en su derecho de expresión, tanto como en mi derecho de opinión y opino que la censura es siempre antidemocrática. No obstante era de esperar, visto el panorama, que los terroristas que detentan el poder en nuestra autonomía actuaran así, atreviéndose a perpetrar tal censura dictatorial, algo a lo que ni siquiera el gobierno municipal del PP se atrevió a ejecutar. Pero lo que no puedo entender es la nula reacción que, por ahora, ha habido en el ámbito de la cultura onubense. No hay artista: pintor, fotógrafo, cineasta, músico o escritor onubense que no haya pasado por el escenario del 1900, pero sus voces, ahora, están mudas. ¿Por qué? Cuándo todo el mundo de la cultura onubense debería alzarse, salir a la calle y defender su lícito y libre patrimonio cultural. El 1900 es posiblemente el mayor patrimonio cultural del pueblo onubense, porque se gestó y gestionó siempre desde, por y para el pueblo y no podemos permitir que nos lo cierren. Es indigno lo que los matones políticos del PSOE e IU han hecho ya, deben desprecintar urgentemente los medios audiovisuales del 1900 para que las actividades culturales se sigan desarrollando con normalidad. Y todos nosotros, amantes de la cultura y el diálogo debemos exigirlo con vehemencia. Si no lo hacemos perderemos también nuestra dignidad. Salgamos a la calle, reaccionemos frente a este atentado histórico contra la cultura popular de nuestra ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada